Envío gratis en compras superiores a 80€

bolsa de algodón orgánico GOTS

El cuidado del calor

Hoy inauguramos el año en el blog. 2018 ha llegado cargado de proyectos creativos y apetecibles que podréis ir descubriendo a lo largo de los siguientes posts.

Comenzamos con una colaboración de la mano de la escuela Waldorf de Vitoria Geroa Eskola. Inauguran el año con una interesante apuesta que queremos compartir contigo: una publicación mensual que aporta una mirada Waldorf sobre temas de interés educativo. Puedes visitar su blog aquí.

En Enero, mes frío e invernal, tratan un tema que no queremos pasar por alto en LoraLora: el del cuidado del calor. Es un tema del que nos preocupamos y leímos antes del nacimiento de nuestra primera hija. Empezamos a buscar ropa y accesorios con los que arroparle y vestirle. Ropitas cómodas de lana, seda y algodón que ayudaran a mantener su calor y con las que se sintiera cómoda y feliz. Abrigarla con prendas naturales se convirtió en una prioridad, por eso investigamos sobre el tema y nació, años después y sobre la experiencia que teníamos, toda la sección textil de la tienda. Ahora estamos de rebajas, un buen momento para probar la calidad y suavidad de nuestros tejidos. El artículo de Geroa Eskola nos ha parecido una bonita forma de mostraros el tema desde otra perspectiva:

"El calor es el origen de la vida. Cuando somos bebés nuestra temperatura tiene que estar alrededor de 37 grados, y así nuestro cuerpo se halla en bienestar. No nos podemos dormir si tenemos los pies fríos. Y cuando duele la tripa, muchas veces, simplemente poniendo un poco de calor desaparece el dolor.

El niño a medida que va creciendo sigue necesitando del calor, pero no tiene conciencia de ello. Lo mismo que tenemos que aprender a andar, hablar y a pensar, y todo ello lo aprendemos por imitación, así también debemos de aprender a educar un organismo de calor.

 

mantita de lana orgánica para bebés

 

A veces los niños, en el fragor de la actividad, van desprendiéndose de sus prendas. Al dejar de jugar o de moverse, vemos que muchas veces se quedan fríos sin ellos darse cuenta, ya que el niño no tiene aún conciencia del calor. Al tocarle las manos, el adulto se da cuenta de que están heladas, y sin embargo el niño dice que no tiene frío, y ciertamente esto es así, ya que no tiene conciencia del frío. Es deber de los padres y de la educación el que el niño vaya cultivando dicha conciencia.

 

chaquetas de lana orgánica de Disana

 

Un niño con el calor adecuado siente interés por las cosas que le rodean, en cambio un niño que tiene frío se contrae y pierde dicho interés. El frío le paraliza. Y en el aprendizaje es fundamental el interés. El ser humano solo tiene interés, si tiene el calor suficiente.

 

ropa interior de lana y seda

 

Las consecuencias de pasar frío, en el niño, no se limitan a que tenga un resfriado puntual, que también, sino que más adelante se pueden producir enfermedades articulares y musculares.

Para cultivar el calor se necesita ir vestido con las prendas adecuadas. Las prendas naturales que mejor protegen nuestro cuerpo del frío son la lana y la seda, prendas que además favorecen el desarrollo del sentido del tacto, tan deteriorado en estos tiempos."

 

Y... ¿cómo podemos mantener y recobrar el calor del cuerpo?

Una buena temperatura corporal comienza desde abajo. Los pies, centro reflejo de todo nuestro cuerpo, son una de las zonas que más hemos de cuidar del frío. Utilizar calcetines y zapatillas de lana en invierno es la mejor forma de asegurar el calor, no solo en nuestros pies, sino en todo el cuerpo.

Otra buena medida de guardar el calor que nosotros mismos generamos es utilizar ropa interior de lana y seda, prestando especial atención a que la zona del vientre y los riñones quede siempre bien cubierta.

Para asegurar que el calor no se escape por las extremidades cuando hace frío, es importante cubrir el cuello la cabeza y las manos.  Aquí puedes encontrar ver nuestros gorros manoplas y capotas orgánicas.

Al llegar a casa con frío, o para calentar la cama a la hora de dormir y dormir relajaditos, los cojines de semillas o las bolsas de agua caliente son un recurso natural rápido y agradable.

Para la noche son muy prácticos los sacos de dormir, que evitan que los bebés se destapen en las noches de invierno y entretiempo. Sus tripitas y pies permanecerán calientes gracias a la lana orgánica que regula su temperatura.

Como veis son unas pocas y prácticas pinceladas de un tema muy amplio e interesante para el cuidado de nuestros pequeños.

Muchas gracias por vuestra confianza y por acompañarnos en este año que comienza.

LoraLora
acompaña crece disfruta

 

LoraLora Team

Comentarios

LoraLora Team

Mila esker Maitane! :)) Besarkada bat!

LoraLora Team

Zorionaaak!!
Primerako ideia iruditzen zait blog dotore hau sortu izana, konpartitzeko prest!
Besarkada handi bat!

Dejar un comentario

Left Continuar comprando
Tu pedido

No tienes artículos en tu carrito