Quiénes Somos

¿Qué es lo que queda en el recuerdo? Olores, sensaciones, emociones.

Momentos. De eso va LoraLora, de pequeños momentos que te sientan bien.

De lo sencillo, de la tranquilidad, de la calma y del disfrute. De lo bonito y lo esencial en un mundo loco lleno de información, ruidos, actividades, quehaceres, prisas y movimiento. Y, no creas, en esta fase de mi vida en la que nuestros hijos van creciendo, soy “la top del movimiento” y del ir de acá para allá, pero…

¡qué bien sientan los ratos de calma y disfrutar de las pequeñas cosas!

Para conseguirlos no necesitamos complicaciones sino, más bien tirar de la sencillez. Parar y conectarnos con la Naturaleza. Un paseo, una manualidad, dibujar, el juego libre, crear, encender una vela.

Ser madre te cambia la vida

Ser madre te hace crecer. Nuevas responsabilidades, nuevos retos, nuevos descubrimientos. Aprendes a criar casi de la noche a la mañana y te encuentras con tu pasado al mismo tiempo. Te enfrentas en cierta forma con tu niñez, con lo vivido.

Todo un reto.

Muchas veces resulta frustrante. No sabes qué hacer, te sientes perdida pero quieres lo mejor para tu hijo y tratas de ir investigando. Esa investigación y la lectura que todas hacemos en los embarazos, es una forma de empezar a preparar la llegada del bebé y se va convirtiendo en tu guía.

De ese leer e investigar fue naciendo en cierta manera LoraLora. Quería que nuestros hijos tuvieran las ropas más naturales, los juguetes y lo accesorios más especiales. Quería envolverles en un espacio de armonía y calidez y sobre todo, que estuviera bien y felices en este mundo alborotado.

Así nace LoraLora

Te voy a contar un poco nuestra historia, que todavía no me he presentado. Mi nombre es Emma. 

Periodista y fotógrafa de formación, siembre me he dedicado a la fotografía. He pasado años sacando fotos en empresas, trabajando mano a mano con agencias de marketing, realizando campañas de publicidad y fotografiando productos para catálogos de diferentes marcas. 

Bonito y creativo pero, al nacer mis hijos todo cambió y aquello me empezó a frustrar. No el trabajo en sí (fotografiar me sigue encantando y disfruto mucho con ello) sino la situación en la que me encontraba. Me estresaba estar fuera de casa. Me entristecía no poder estar con mis hijos todo lo que quería. No podía centrarme como a mí me gustaba en el trabajo ni tampoco en la maternidad y decidimos dar un giro a importante en nuestras vidas mudándonos a un pueblito cerca de una escuela Waldorf en el País Vasco. Queríamos que nuestros hijos crecieran a otro ritmo y en un ambiente recogido.

Y en ese pequeño pueblo, en el garaje de nuestra casa, comenzó LoraLora. 

Por aquel entonces no era tan sencillo encontrar ropa orgánica, pinturas de cera, ni juguetes naturales de madera, seda y algodón. Tampoco había tanta oferta en decoración con elementos naturales y, como había buscado tanto durante años, decidí crear un espacio donde poder facilitarlos a familias de nuestro entorno.

Mucho lío. Muchas, muchísimas horas de trabajo pero una gran ilusión y, lo más importante: estaba en casa. Así comenzó LoraLora. De trabajar para agencias de publicidad y marketing pasé a crear una pequeña tienda online, que se ha convertido en mi quinto hijo. 

 

Lora, la flor

LoraLora es un juego de palabras.

Lora (lorea) significa flor en euskera. Y es que las flores me inspiran, no lo puedo evitar. Sus colores, formas y olores son un auténtico regalo de la Naturaleza. Piezas mágicas que crecen libres, millones de especies y todas diferentes. Cada cual más bonita, curiosa y caprichosa.

Y la flor se repite: LoraLora, a modo de juego de niños: el motor de este espacio.

Tres mundos de LoraLora

Calma. Es lo que más necesitamos en casa con los niños. Lo bonito y sencillo, los elementos naturales, son siempre un acierto.

El orden y lo bello me dan paz. ¿No te pasa a ti? Es fácil perderse en el estrés, las prisas, el malestar y desorden, pero siempre podemos recuperarnos y recobrar la calma a través de elementos naturales.

El eje común de los tres mundos de Loralora es la calidad, la selección depurada y la sencillez de los productos.

Todos ellos están realizados en pequeños talleres, con materias primas naturales, y te invitan y ayudan a sentirte bien.

Para este propósito, para recuperarnos y vivir felices, hemos creado las tres esferas, los tres mundos de LoraLora. 

  • En HOGAR encontrarás todo lo necesario para crear atmósferas delicadas: cumpleaños, mesas de estación para vivir el ritmo del año en el interior de tu casa, esterillas de lana orgánica, mantas para bebés, cunas de ratán, zapatillas de casa de lana, afieltradas con agua de las montañas del Tirol... Te encantará estar en casa con los tuyos.

    • JUEGO es una selección de juguetes de madera, seda, algodón y lana que invitan a la imaginación y creatividad, al juego libre y de calidad. Llaman al disfrute y al placer de entregarse al juego reparador y transformador. Son juguetes sencillos y mágicos que ayudan a tus hijos en su sano crecimiento.

      • Y  en ARTE nos sumergimos en el mundo de la creación. En él encontrarás materiales naturales para pintar y dibujar, modelar, tejer, hacer ganchillo, muñecas y figuras de fieltro, crear tapices… Un mundo de color natural con los mejores materiales para desconectar, disfrutar realizando manualidades con tus pequeños y parar del ajetreo diario.

         

        ¿Crecemos juntos?

        Un abrazo,

        Emma